domingo, 17 de mayo de 2009

Despedida...




Till Brönner - Not Like This


"Era cerca de medianoche de un domingo cualquiera...bueno, no tan cualquiera...la bruma invernal comenzaba a dejarse caer como nunca había sucedido sobre la ciudad y yo manejaba por última vez en dirección al bar que me cobijó durante estos últimos años...

Llegué ahí hace un par de años atrás, buscando un lugar tranquilo, donde poder ahogar mis penas y quién sabe, quizás curarlas...

Solía sentarme en el mismo taburete junto a la barra todos los días, a la misma hora, con el mismo trago en mano. Yo no le hablaba a nadie, nadie me hablaba a mí. En una de las esquinas, un tipo tocaba en su piano melodías de romances de tiempos anteriores, de penas que tomaron un matiz artístico, amores que se quedaron sólo en canciones...

Un día me acerqué, y sin decir nada, saqué mi trompeta y comencé a acompañar a este pianista anónimo...parece haberles gustado el nuevo dúo, pues nunca me echaron, al contrario, ofrecieron contratarme, pero les dije que no lo hacía por dinero, sino que por el simple gusto de tocar...


En una de esas noches, tocando una de las tantas melodías de nuestro repertorio melancólico, fue cuando la vi por primera vez, y probablemente, cuando me enamoré de ella. Estaba sentada sola en la mesa del fondo. La encontré tan hermosa, que ni la vaga luz de una vela que iluminaba su rostro lograba opacar tal gracia.

Nunca quise hablarle, siempre he sido demasiado tímido para ese tipo de cosas...ya mucho había sufrido en la vida como para intentarlo de nuevo. La veía todas las noches, sentada en el mismo lugar y sin darme cuenta, ya no tocaba para mí, lo hacía sólo para ella. Logré encontrarle un sentido distinto a la música, logré encontrarle un sentido distinto al amor...

Fue así, como ese último domingo llegué a despedirme de todos. Esa noche no tocaría, mas no quería sentimentalismos baratos, sólo quería tomarme un trago como antaño, y disfrutar del piano de mi buen amigo Luigi.

Mientras batía los hielos de mi vaso, supe que ella había llegado. Su perfume exquisito era inconfundible en esos odores bohemios. Me di vuelta y sin decirle nada tomé su mano. Me siguó y nos paramos frente al piano. Como si Luigi hubiera leido mi mente, comenzó a tocar "Not Like This". Lentamente, ella se aferró a mi cuello, yo a su cintura y comenzamos a bailar.

Fueron los 3 minutos más largos de toda mi vida. Traté de atesorar ese momento en todo su esplendor, con todos sus detalles: el aroma de su pelo, la suavidad de su cara contra la mía, la delicadeza de sus manos en mi nuca, el ritmo de su respiración, el color de su vestido...en fin... Al terminar la canción, la tomé de ambas manos y la miré a sus ojos tratando de fotografiar su imagen en mi mente. Ella se acercó lentamente y me dio el más dulce beso que alguien me haya dado...

Sin decir nada, di la media vuelta, cerré la puerta del bar detrás de mí y subí a mi auto para no volver nunca más a esta ciudad, pensando en como lo recién acontecido era la mejor manera de despedir y cerrar el capítulo de mi tan larga y por fin acabada soledad..."


José Luis...

7 comentarios:

Caroly dijo...

Migo! Me vino el cargo de conciencia de pasar, leerte y no dejar comentario...=(
Pero ahora lo hago, solo x q t kiero!…:)

Emm creo q t dije q la forma de escribir fue variando...Pero aún así no perdiste la esencia…

Nose si el texto es real o no…pero otra vez lo mismo, es lindo y me gustó ¡!!

Besitos feo! Y no tas solo mensito…
Xau xauu

pluma dijo...

JL, bueno, visitando el blog, se ganó la recomendación 100%.
Me encanto transportarme a ese bar sin lugar en el tiempo, una escapada a realidad bastante intensa.
De verdad estas escribiendo mucho mejor.

Clao dijo...

Que melancólico...

Capta toda la esencia de ese sentimiento.

Está buenísimo ;)

Buenas vacaciones =)

Alijodos dijo...

estupendo joselo me ha encamntado esta historia pero es una forma muy triste de decir adios no? de todos modos me ha encantado todo lo que describes...lo haces realmente bien....saludos...

Bastián dijo...

Ese vendría siendo tu sueño frustrado no? Bueno, I can't blame you bro, todos hemos tenido aquellas locas fantasias pero hay que tener el tacto y delicade< para poder traspasarlas al papel (aqui papel cibernetico) Me parece que la "supiste hacer", me gustó harto tu escrito, y sé que es tu fantasía. Sé que jamás te sucederá. Pero sé que sucerá algo mejor, algo más allá de tus espectativas, algo ineseperado pero a la vez esperado y anhelado.

Besitos bro, te quiero perrín.

PD: Te salvai que no tengo tiempo para dibujar para que postees mi flog jaajaja

Jane dijo...

es icreible como sabes transmitir y transportar el lector al pequeño mundo que has creado

Anónimo dijo...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site1[/url] site
site2